Monday, March 29, 2010

El Projecto Senatorial Numero Seis de la Florida

Mucha gente en Puerto Rico no tienen idea de lo que esta pasando en la Florida en cuanto a la controversia generada por un Proyecto del Senado de la Florida Numero 6 dirigido a establecer un sistema de salarios totalmente ajenos a la realidad en las escuelas. Los educadores, administradores, ni los Superintendentes de las escuelas fueron consultados. Esta legislación con la cual se pretende evaluar y compensar a los maestros exclusivamente a base del progreso educativo de sus estudiantes en las pruebas estatales es injusto. Este projecto no es realmente sobre el progreso educativo de los estudiantes, sino un método para reducir costos sea como sea y eliminar las uniones para que los maestros no tengan manera de negociar sus salarios. Este proyecto es injusto y no refleja la realidad en las comunidades escolares en la Florida.

El Proyecto Senatorial Numero Seis fue generado por el Senador de la Florida, John Thrasher, quien es también presidente del Partido Republicano en la Florida. El Senador Thrasher en mi opinión se ha equivocado y ha levantado a un gigante dormido y no lo sabe. Su falta de respeto a los maestros en la Florida, es la culminación de varios años de intentos en el Senado de mejorar la educación en la Florida. Sin embargo, la educación ha mejorado no tanto por la legislatura sino por la visión y deseo de educadores de hacer de la Florida un estado que sea competitivo con el resto de la nación. Quizás la presión tenga algo que ver pero este ultimo proyecto no es realmente sobre como mejorar la educación en la Florida, sino mas bien como cortar costos.

Sin embargo, el éxito de un estudiante en la Escuela no lo determina una sola persona sino es el producto de toda una comunidad educativa. Le voy a dar un ejemplo. Mi escuela subió la nota escolar de una D a una B, un progreso substancial en una escuela donde la majoria de los estudianes son latinos, y la grande parte de Puerto Rico. La escuela propuso unas metas y establecimos unos cambios para lograrlo. La escuela, en este caso secundaria, cambio su estructura de una ambigua a dividirla por “casas” dentro de la escuela. “House A, B, C,” etc. Cada “Casa” fue establecida con su propio Asistente a Principal, decano, equipo disciplinario y consejería y grupo de maestros. Los estudiantes asignados a cada Casa participan dentro de esa casa por su estadía en la escuela secundaria, logrando que su experiencia en la Secundaria sea mas familiar, donde el equipo de maestros y personal educativo se especialicen en un contacto mas personal con su grupo de estudiantes.

No solamente se estableció una nueva estructura escolar en la agrupación de estudiantes, sino que se establecieron unas comunidades profesionales con los maestros de cada disciplina. No son meramente unas reuniones de maestros de una disciplina, sino reuniones en que estos maestros se dividen por grado escolar y generan lecciones para el beneficio de todos los estudiantes en ese grado en particular. O sea que los maestros se apoyan unos a los otros por que tienen la meta de mejorar el producto de la escuela en general. Todos los maestros se benefician. Todos aportan. Todos progresan.


Fíjese que el ambiente escolar es un factor determinante de cómo puede mejorar el producto escolar. No es la responsabilidad de un solo maestro producir el éxito de sus estudiantes. Los maestros cada día confrontan situaciones difíciles en cada salón y es la responsabilidad de los administradores establecer una comunidad y ambiente escolar donde los maestros puedan dar clases sin antagonismos y dentro de un marco de respeto.

Además de que los administradores tienen responsabilidad del progreso escolar, también sabemos que dentro de un distrito se establecen reglas que afectan a toda la comunidad escolar. El año pasado en el Condado de Orange se cambio el horario escolar para los estudiantes de secundaria. En vez de comenzar a las 7:30 de la mañana comenzamos a las 9 y media. Los estudiantes dormían mas y llegaban a la escuelas mas descansados. Sin embargo fue un cambio controversial y este año regresamos al horario de las siete y media. Estamos esperando los resultados del examen del FCAT para saber si los estudiantes fueron exitosos o no y si el horario tuvo algo que ver.

En resumen, el Proyecto Numero Seis del Senado de la Florida es un proyecto injusto donde los maestros no controlan muchos factores que afectan el progreso escolar de nuestros estudiantes. El progreso escolar de nuestros estudiantes es el resultado complejo de cómo funciona una comunidad educativa, incluyen los superintendentes, principales, administradores y maestros. Sin embargo se pretende echar todo el peso escolar sobre una sola persona. Es injusto penalizar a los maestros por la falta de progreso si ese estudiante no progresa. “Toma a toda una comunidad” el formar un estudiante que resulte en ciudadano responsable.

No comments: